es
Language
Español
  • Deutsch
  • English
  • Español
  • français
  • Italiano
  • Português
Currency
    Carrito (0)


    Harina Media Tipo 1 Viva la Farina 1 Kg

    Viva la Farina

    Precio habitual €3,90

    Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

     INGREDIENTES:

    Harina de trigo blando 100%.

     

     DESCRIPCIÓN:

    Harina Tipo 1 de concentración media obtenida de una mezcla de trigo blando que equilibra un alto contenido de proteínas y una excelente extensibilidad. Indicado para masas directas e indirectas y con levadura madre, con hidratación entre 65% y 75% y maduración hasta 18/24 horas a temperatura controlada.
    Es ideal para todo tipo de pan de tamaño pequeño y grande, desde chapata hasta pan rústico.



     LA FILOSOFÍA DEL FABRICANTE:

     Nos gusta caminar por las calles en los momentos adecuados, sin atajos, respetando nuestra tierra, sin pedir nunca por más de lo que nos puede ofrecer, y comprometernos a devolver, al menos, lo que nos ha dado. Campos entre las provincias de Turín y Cuneo, donde cultivamos trigo blando, centeno, maíz y monococcus, y llega hasta Basilicata, en Cancellara, donde junto a nuestros agricultores hemos asumido el reto de cultivar trigo duro Saragolla.

    Incluso en el fresado no tomamos atajos. No hay piedra de molino artificial sino una piedra de lava natural extraída de las canteras del Etna. Cual es el beneficio? ¡Una rotación muy lenta, que respeta nuestro grano y lo transforma en una harina que huele realmente a trigo!


     LA CADENA EXPLICADA POR EL FABRICANTE:

     Para que digamos "Cadena de producción"Es como decir"familia". Ser parte de la familia ViVa significa compartir los valores y principios de una agricultura saludable que respeta los tiempos y ritmos de la naturaleza, ¡que es sabia en su imprevisibilidad! -, de la tierra que queremos resguardar de tratamientos innecesariamente agresivos y también del negocio de todos los sujetos que componen nuestra cadena de suministro, quienes deben poder obtener un adecuado valor y satisfacción por su trabajo.

    1 - Selección cuidadosa

    Las fincas que forman parte del proyecto ViVa fueron elegidas después de un cuidadoso análisis.

    Una condición fundamental es que cuenten con una granja de ganado vacuno o porcino para poder obtener estiércol, el mejor fertilizante 100% natural, y así tener una cadena de suministro sustentable y circular.

    2 - El terreno ideal

    Nuestros cereales crecen en campos seleccionados en las provincias de Cuneo y Turín.

    Hemos elegido diferentes áreas, porque cada terreno tiene diferentes características geológicas, que se adaptan mejor a un cultivar en particular que a otro. No queremos hacer ningún forzamiento: creemos que el hombre debe adaptarse a la naturaleza. No el otro

    3 - Buen cultivo, buen cultivo

    Junto con la Facultad de Agricultura de la Universidad de Turín, hemos elaborado una especificación de cultivo compartida y firmada por todos los agricultores que participan en el proyecto ViVa. La especificación se basa en los principios de la agricultura integrada, un conjunto de buenas reglas para el cultivo sostenible y no intensivo. En la base de esta metodología de cultivo está la rotación de la tierra, una práctica de la que se tiene constancia en Italia ya en 1500 y que consiste en alternar diferentes cultivos en la misma parcela año tras año. Con la rotación se obtiene la mejora natural de la fertilidad del suelo, así como la reducción de enfermedades parasitarias y malezas. Esto permite intervenir de manera selectiva, evitando la dispersión innecesaria de productos adicionales en las capas.

    4 - Variedad significa calidad

    ViVa es el resultado de diferentes cultivares de trigo, cada uno de los cuales tiene sus propias características que cambian según las tendencias climáticas del territorio. Para tener una harina tecnológicamente perfecta, constante y con fragancias únicas, nuestro molinero "estudia" continuamente la evolución de la siembra para identificar la mejor mezcla de las diferentes variedades.

    5 - Prepara el terreno

    El semillero se prepara en los primeros días de octubre tras una abundante distribución de estiércol maduro. Luego procedemos a arar y moler. La siembra se realiza en la segunda mitad del mes. Si el tiempo lo permite, por supuesto. Después de la brotación del grano, se concede al campo un largo descanso invernal, preferiblemente bajo algunos centímetros de nieve.

    6 - Nace, crece y ... se cosecha

    En primavera, el trigo se despierta y el brote comienza a crecer. Durante esta fase delicada y fundamental, acompañamos a la planta con un seguimiento constante que realizamos junto con los técnicos. El trigo está listo para trillar cuando el grano ha perdido la mayor parte de su humedad, generalmente entre finales de junio y principios de julio. Durante la trilla, la cosechadora cuidadosamente limpia se mueve muy lentamente en el campo para evitar dañar y sobrecalentar los granos.

    6 - Nace, crece y ... se cosecha

    En primavera, el trigo se despierta y el brote comienza a crecer. Durante esta fase delicada y fundamental, acompañamos a la planta con un seguimiento constante que realizamos junto con los técnicos. El trigo está listo para trillar cuando el grano ha perdido la mayor parte de su humedad, generalmente entre finales de junio y principios de julio. Durante la trilla, la cosechadora cuidadosamente limpia se mueve muy lentamente en el campo para evitar dañar y sobrecalentar los granos.

    8 - ¡Cuidado con el enemigo invisible!

    Un producto de calidad es un producto saludable. Con el fin de ofrecer una total garantía de seguridad al consumidor, antes de proceder a la molienda, llevamos todo nuestro trigo al laboratorio.

    Aquí se somete a rigurosas pruebas destinadas a demostrar la ausencia de DON, aflatoxinas, ocratoxinas, pesticidas, mohos, estafilococos, coliformes, salmonelas y cuerpos extraños.

    9 - Almacenamiento dedicado

    Nuestros tres cultivares de trigo se almacenan por separado en lotes únicos, de modo que se puedan analizar sus características tecnológicas individuales. Así es como logramos crear la mejor mezcla.

    10 - Mezcla perfecta para una mejor combinación

    El alveógrafo de Chopin, el farinógrafo de Brebender, el extensograma: estas son solo algunas de las herramientas tecnológicas que se utilizan para controlar las características tecnológicas de nuestro trigo.

    Para obtener la mejor mezcla, partimos de las características tecnológicas que deseamos para nuestra harina (capacidad de desarrollar gluten, porcentaje de proteína, extensibilidad y fuerza de la masa) y luego definimos la mezcla diferente para cada producto de la gama ViVa.

    11 - Molienda de piedra ... pero piedra de lava natural

    Elegimos el fresado de piedra, pero no cualquiera. Hemos optado por utilizar únicamente piedra de lava natural de las laderas del Etna, la más dura que existe en la naturaleza para hacer muelas, lo que nos garantiza la ausencia total de residuos minerales en la molienda.

    Nuestra piedra realiza solo 80 revoluciones por minuto (en los molinos de piedra modernos la velocidad es de entre 120 y 150 rpm), permitiendo así que la harina salga a temperatura ambiente sin alteraciones. De esta forma el grano no se sobrecalienta y mantiene intactas sus características nutricionales y organolépticas.


    12 - Tamizado

    Queremos que ViVa sea una harina completa desde el punto de vista nutricional, rica en fibra y germen de trigo integral, hemos decidido no producir harina "00" y "0", sino comenzar con una "tipo 1" tamizando hasta llegar a la integral.


    13 - Bajo estricto control

    La pureza de la harina ViVa está certificada: constantemente sometemos el producto a pruebas y análisis microbiológicos (test de suciedad) para verificar la ausencia de partículas minerales y cuerpos extraños de cualquier otra naturaleza.

    14 - Un embalaje a la altura de la situación

    Para nuestra harina ViVa hemos estudiado un paquete muy especial. De hecho, una bolsa tiene una triple capa, la más interna está hecha de papel de celulosa para alimentos, mientras que la exterior está hecha de papel brillante monocapa. De esta forma, dejamos que entre el aire para que la harina "respire", conservando sus aromas naturales y conservándolos para la experiencia olfativa de nuestro cliente.

    15 - Descanso

    Como todas las materias primas 100% naturales, la harina ViVa también se ve afectada por el estrés durante el procesamiento. Por ello, antes de salir al mercado le damos un periodo de reposo de dos semanas para que se estabilice de forma totalmente natural.